Como mejorar y mantener al día tus frenos de disco

Compartir en Facebook

 

Actualmente los frenos de disco, ya son habituales en prácticamente la totalidad de bicicletas de montaña de gama media/alta, incluso modalidades reticentes a estos como el XC de competición no han podido dejar de tener en cuenta las grandes ventajas de estos. Mas potencia de frenada, mejor dosificación, menor mantenimiento, menor alteración a los cambios climáticos.

Esto ha sido posible a que los modelos actuales cada vez son mas ligeros, mas estables y con mas regulaciones.

No obstante y como cualquier sistema mecánico requieren de cierto mantenimiento y consideraciones para sacar el máximo rendimiento a tus frenos de disco. Aquí se describen algunos consejos de simple mantenimiento, otros son mejoras que aumentaran las prestaciones de tus frenos.

 

  • Minimiza el roce de los discos: Es muy habitual que las pastillas rocen con el disco ofreciendo cierta resistencia, ruido, incluso ese roce continuado puede perjudicar en la cristalización de las zapatas de freno o el sobrecalentamiento. Este roce puede aparecer incluso después de un ajuste minucioso, ya sea por el desgaste, el alaveo de los discos o por la tendencia natural de la posición de los pistones.

Suponiendo que el disco este totalmente recto y las zapatas en buen estado y con una superficie homogenea podemos realizar varias operaciones sencillas:

La mayoría de los frenos de disco modernos son de anclaje tipo postmount, nos será muy fácil ajustar las pinzas: Aflojaremos los dos tornillos superiores y presionaremos la maneta de freno, sin soltar esta volveremos apretar los tornillos, la tendencia de la pinza sera a centrarse automaticamente con el disco. Si no sale a la primera repite la operación, comprueba que no te domina el latiguillo ni que los tornillos desplacen la pinza al apretarlos.

Si miras desde la parte superior de la pinza en reposo debes poder ver luz a ambos lados de las pastillas, puedes ayudarte de una hoja en blanco detrás de la pinza para ver con mayor claridad.

En lo bujes los ejes no son perfectos cada vez que sacamos una rueda alteramos la posicion del eje, nos puede ser util marcar el eje con una marca de referencia para colocarlo siempre en la misma posición.

En frenos tipo IS, de sujeccion lateral, deberemos usar arandelas micrometricas, existen de diferentes gruesos de entre 0.2 y 1mm, las añadiremos entre la pinza y el soporte para centrar perfectamente la posición de la pinza.

  • Mantén los discos bien rectos: El disco de freno puede alavearse o doblarse debido a golpes, caídas, el transporte o el propio calor desprendido de los frenos. Los discos flotantes con araña de aluminio y centerlock por su mayor rigidez son menos propensos a esta deformación. Podemos enderezarlos nosotros mismos con cuidado y ayudándonos de una llave inglesa para enderezarlo a su posición inicial; en nuestro taller usamos un calibrador que nos permite controlar la corrección; en algunos casos la deformación es tal que no quedara mas remedio que sustituir el disco.

  • Evita la contaminación de los discos y las zapatas: Una de las principales causas de perdida de potencia de unos frenos de disco suele ser la contaminación por aceites o grasas, el uso de aceites en spray, salpicaduras del aceite de los frenos de disco, incluso la propia grasa de los dedos crea una película deslizante que disminuye el coeficiente de rozamiento, perdiendo potencia y prestaciones. Limpia los discos y las pastillas con alcohol isopropilico o en nuestro taller usamos tricloroetileno que es un disolvente de alto poder astringente, existen en el mercado productos como toallitas especiales para la limpieza de los discos, mas cómodo y practico.

  • Mantén tus frenos de disco bien purgados: La presencia de burbujas de aire en el circuito hidráulico, produce un tacto menos firme y perdida de potencia. será necesario realizar un purgado del circuito en un taller especializado o bien usando el kit de mantenimiento del fabricante si queremos realizar-lo nosotros mismos. En un uso normal este mantenimiento debe de realizarse cada 1 o 2 años según el uso, ya que el aceite hidráulico se degrada. Tener en cuenta que tipo de aceite usan tus frenos, tipo DOT como Hope, Formula o Hayes o bien aceite mineral como el de Shimano y Magura, recuerda que NUNCA uses una aceite DOT en un sistema pensado para aceite mineral ya que el alto poder corrosivo del aceite destruiria las juntas de los frenos.

  • Coloca bien los muelles de las zapatas: Salvo excepciones (Hayes y Avid) las zapatas de freno se ayudan de unos pequeños muelles metálicos que las sujetan y las mantienen separadas, asegúrate de que este muelle queda bien colocado y no roza con el disco, a veces darle un poco mas de tensión abriendo el muelle, permite una mejor separación de las zapatas.

  • Asegúrate de que las zapatas se gastan uniformemente y rectas: Unas zapatas con resaltes o desgaste desigual facilitara el roce con el disco incluso que estas no retornen correctamente. Puedes limarlas para igualarlas, o bien sustituirlas.

  • Usa zapatas metálicas: A no ser que vivas en una zona lluviosa o con gran facilidad de formación de barro, siempre es aconsejable el uso de zapatas de compuesto metálico u orgánico, frenan mejor, generan menos calor y desgastan menos el disco. Si la zona por donde vives llueve mucho puedes usar zapatas sinterizadas, te permitirán una mayor duración, pero aceleraran el desgaste del disco y en bajadas muy largas puedes tener problemas de sobrecalentamiento.

Aprovecha toda la palanca que te permitan las manetas: Tanto si frenamos con el dedo índice como anular, cuanto mas en la punta de la maneta frenamos mas palanca realizamos y mas potencia transmitimos; desplaza la maneta al interior del manillar para que coincida con el dedo que usas para frenar, te cansaras menos y frenaras con menor esfuerzo.

Ajusta la proximidad de la maneta: Todas las manetas de freno tienen un tornillo que ajusta la proximidad de esta al puño, debe ajustarse en una posición en que no nos pillemos los dedos ni lleguemos a tocar el puño, pero tampoco excesivamente alejada ya que nos produciría un cansancio excesivo, y molestias en los brazos.

Aumenta el diámetro del disco: Si notas que te falta un poco de potencia, puedes plantearte un aumento de diámetro de disco, que automáticamente mejorara la potencia de tus frenos. La medida mas común suele ser Ø160mm, un disco de Ø180mm nos proporciona una potencia extra en cualquier situación, un disco de Ø203mm solo será necesario en un uso de freeride o descenso.

Usa latiguillos metálicos: Si tienes presupuesto, puedes invertir en unos latiguillos metálicos tipo Goodridge mejoran el tacto y evitan perdidas de potencia por flexión; son mas resistentes y flexibles además de ser desmontable y reutilizables. Son bastante caros pero son una gran mejora, sobre todo si tus latiguillos de plástico están dañados.

Aprende a frenar correctamente: Aun teniendo los frenos mas potentes y dosificables del mundo, es necesario tener una buena técnica de frenado para parar la bicicleta allá donde queremos. A menudo los problemas de frenado de algunos clientes se debe a una técnica incorrecta de frenado; no pretendo aquí realizar un curso de conducción que sin duda requeriría un articulo expresamente, pero si unas básicas nociones de cómo frenar:

Siempre será el freno delantero el que decelerara la bicicleta, lo debemos usar con tacto pero con firmeza, con el peso del cuerpo centrado, y la bici recta, empezando suavemente para aumentar la intensidad progresivamente, debemos de leer el terreno para evaluar el estado y el agarre que nos proporcionara; una frenada brusca en una curva o cuando la bici esta tumbada nos llevara al suelo . El freno trasero lo usaremos como apoyo, para complementar el delantero, hay que evitar su bloqueo ya que sobre tierra una rueda bloqueada decelerara menos que una rueda frenada además de que nos puede descontrolar; lo podemos usar mientras trazamos una curva, el peso del cuerpo debe acompañar la acción de frenado en consonancia al terreno, el peso sobre la rueda frenante nos proporcionara mayor agarre y eficacia. El bloqueo de la rueda trasera es una técnica propia que puede ser útil en curvas muy cerradas, pero ello requiere una técnica especifica.

No olvides que los frenos ademas de ser un elemento básico de la bicicleta , son una parte vital para tu seguridad. Manten en buen estado y a punto tus frenos ya sean de disvo o V-Brake, iras mas rápido y seguro.

 

Happy Trails

 

Compartir en Facebook